Inicio » 1. Beauty Dish

1. Beauty Dish

TopHat Magazine

En este primer capítulo dedicado a la iluminación (esquemas de iluminación) vamos a comentar brevemente diferencias entre los distintos sistemas que podemos usar para iluminar nuestros escenarios y nuestras modelos, así como información básica pero fundamental a la hora de hacer nuestras sesiones para luego centrarnos en uno de los esquemas de iluminación que más me gusta.

Lo primero y fundamental es en sí misma la luz, pues gracias a la luz podemos “dibujar” nuestras fotografías ya que nuestra cámara usará dicha luz absorbida por el sensor durante un tiempo y cantidad determinada generando dicha imagen. Su uso correcto generará una imagen lo más parecida posible a lo que nuestros ojos perciben.

Otro aspecto fundamental será la calidad (suavidad) de nuestra luz que podemos medir por el tamaño que dispongan todas y cada una de las fuentes disponibles en la escena. Es decir, una luz “pequeña” generará por defecto una luz dura, mientras que una luz grande (por ejemplo un octabox) generará por defecto una luz suave.

Como comentamos nos referimos a luces duras cuando nos generan al chocar con los objetos de nuestra escena sombras muy marcadas y perfiladas, mientras que si dichas sombras son muy difusas o casi imperceptibles estaremos hablando de luces suaves.

Como hemos comentado anteriormente hablamos de luces pequeñas y grandes para definir la dureza de la luz, pero siempre en valores por defecto, ya que, por ejemplo, el sol en un día soleado genera una luz dura (y eso que es una luz amplísima), pero sin embargo en un día nublado nos genera una luz suave gracias fundamentalmente al modificador natural que son las nubes y hacen la fuente de luz más pequeña.

Entra por tanto un valor fundamental que puede provocar esos cambios de luces suaves a duras y viceversa, la distancia entre el punto de luz y el objeto. Por tanto, a mayor distancia, por defecto la luz se hace más dura ya que se reduce el tamaño del punto de luz que la genera.

Del mismo modo, podemos crear luces suaves partiendo de un emisor de luz dura utilizando para ellos modificadores de luz, tamizadores, reflectores, paraguas, etc…

Os animamos a que si estáis interesados podemos hacer un artículo sobre fuentes de luz y sus modificadores.

Tras esta breve introducción comentaremos uno de los elementos más utilizados en fotografía: el beauty dish.

El beauty dish (plato de belleza) es un accesorio de luz dura, pero nos ofrece unos resultados magníficos ya que, aunque endurece la luz no lo hace como otros accesorios. Los hay de 3 tamaños fundamentalmente, pequeños (hasta 42cm de diámetro), medianos (hasta 55cm de diámetro) y grandes (70cm de diámetro). Dependiendo del fabricante pueden venir con una tela difusora que nos suaviza la luz emitida, del mismo modo que cada marca lo tienen con placas de rebote diferentes siendo las habituales blanco, oro y plata. Cuando la placa de rebote es oro nos hace la luz también más cálida y a mayor tamaño del plato mayor suavidad tendremos en la luz.
Existe un accesorio opcional para nuestro beauty dish que es el nido de abeja, que puede ir desde los 10o hasta los 70o dejando pasar la luz en cantidades diferentes, a menor ángulo menor cantidad de luz emitida.

Puede ser utilizado tanto para retratos como para planos americanos o cuerpos completos, pero por su tamaño debemos saber utilizar bien la distancia ya que, aunque su expansión es buena, su cobertura no es total y no puede estar muy cerca de nuestra modelo si queremos abarcar por ejemplo los pies. La distancia irá desde unos 70cm si queremos solo rostro hasta los 2mt si queremos abarcar el cuerpo entero. Recordar que estas distancias dependerán también del tamaño del beauty (pequeño, mediano o grande).

Nos centramos ahora en una sesión tipo para este accesorio y para ello voy a utilizar lo siguiente:
– Modelo
– Taburete para partir de una posición de sentada
– Beauty dish de 55cm de diámetro fondo de plata junto a su tela difusora
– Panal de abeja de 55cm de diámetro
– El fondo del estudio es blanco

La modelo está sentada de perfil hacia el fotógrafo y de frente al beauty dish que se encuentra a unos 2 mts de distancia y a unos 45 grados del rostro con la tela difusora puesta. El flash a ½ de potencia.

Con estos dos ejemplos (negativos sin procesar) vamos a ver como se comporta el beauty dish

Valores de comparación Imagen de la izquierda Imagen de la derecha
Fondo El fondo queda difuso con un tono gris semi oscuro El fondo queda difuso con un tono gris claro. Es más claro que la imagen de la izquierda
Camara y posición del fotografo Según la ficha técnica de cada foto los valores son idénticos, y la posición del fotógrafo prácticamente la misma.
Distancia modelo / Punto de luz 2 mts 1,5 mts
Sombras (fijarse sobre todo en nariz y frente) Sombras muy marcadas Sombras marcadas, pero algo más difusas

 

Como podemos ver la foto de la derecha es más fuerte y marcada que la de la izquierda, por lo que en función de lo que queramos transmitir habrá que utilizar la distancia más acorde a nuestra necesidad.

Ahora utilizamos estos dos ejemplos partiendo de la misma base de los ejemplos anteriores: